Reserva Natural Lagunas de Villafáfila

Custodiadas por las llanuras cultivadas de cereales y como si se tratara de un oasis se tratase, surgen en plena Tierra de Campos una serie de lagunas de carácter salino. Son las Lagunas de Villafáfila. De alto valor para la invernada y para los pasos migratorios de millas acuáticas, la actual reserva pasó por unos momentos difíciles en los años 70, debido a las constantes políticas de desecación. Posteriormente se crearon diferentes figuras de la protección del espacio y también se agregaron las infraestructuras necesarias para su interpretación.

A nivel nacional constituye el segundo refugio para la invernada del Ánsar común, sólo superado por Doñana. Entre ellos no es raro poder encontrar algún Ánsar careto grande, alguna Barnacla Cariblanca o incluso algún Ánsar piquicorto. También observaremos miles de Cucharas europeos, Silbones, Ánades rabudos, Cercetas comunes, Porrones moñudos y al precioso Tarro Blanco entre otras especies.

También podremos observar a una innumerable cantidad de aves limícolas, sobre todo en la primavera, como por ejemplo, el Archibebe común, la Avoceta común, la Cigüeñuela, el Chorlito dorado, diversas especies de correlimos, la Aguja colinegra y la Avefría europea entre otras.

De especial importancia son también las extensiones de cereales que nos encontramos protegiendo a las lagunas. Es el hogar de la ciudad mayor de la población común de Castilla y León y dónde se encuentra una de las personas mayores en todo el mundo. Reciben también una importancia especial para las poblaciones de otras especies esteparias como el Sisón aún se puede observar de una manera más regular.

A lo largo de esta ruta, conoceremos no sólo los valores naturales de la reserva sino que también haremos poner énfasis en las costumbres y edificaciones típicas, los palomares, que nos encontraremos dispersos a lo largo de toda la zona. En ellos nos encontramos con importantes poblaciones de primacía que nidifican en primavera bajo las tejas y las enfermedades de estos edificios. Junto a ellos, aunque más escondedizos podríamos ver también en mi favorito de la Diosa Atenea, el Mochuelo.

Más información y fotografías en:  Ruta Lagunas de Villafáfila

Invernada de la Grulla común

Con la llegada del otoño, podemos escuchar un lejano trompeteo en el cielo. Son decenas de miles de grullas que llegan a España desde el centro y norte de Europa para pasar aquí el frío invierno. Durante esta estación, numerosas bandadas se concentran por dehesas, cultivos y humedales de la provincia de Salamanca, la más importante para la invernada de la Grulla común en Castilla y León. En ellos pueden encontrar refugio y el alimento suficiente, mucho más escaso en sus lugares de reproducción durante la etapa invernal.

En nuestra ruta, observaremos a estas aves en los lugares donde se alimentan, principalmente en busca de las preciadas bellotas de las encinas en las dehesas, junto al ganado porcino (los cerdos ibéricos) y aprovechando las semillas y rastrojos de los cultivos. También seremos testigos de uno de los mayores espectáculos del atardecer invernal, pues varios miles de grullas acuden a descansar en sus dormideros.

Además durante la actividad, podremos observar una gran diversidad de especies de aves que invernan y/o habitan de forma sedentaria en la misma zona. (Esmerejón, Avefría europea, Ánsar común, Ánade real, Combatiente, Gaviota reidora, Bisbita alpino y Mochuelo entre otras)

Más información en: Invernada de la Grulla común